OATPFE

Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo tiene como principal objetivo lograr la inserción laboral de todos los penados mediante la formación y el trabajo, proporcionándoles conocimentos y hábitos laboralres para que, una vez alcanzada la libertad, puedan competir en condiciones de igualdad con el resto de los ciudadanos.

Producción

Trabajo Penitenciario

El objetivo del trabajo productivo es la inserción laboral de los internos a través de la práctica laboral en los talleres penitenciarios, una vez que se haya producido su excarcelación, proporcionándoles hábitos de trabajo y destrezas que les permitan competir en condiciones de igualdad con el resto de los ciudadanos. Todo ello complementado con la Formación para la Inserción Laboral que se imparte en los Centros Penitenciarios.
La actividad productiva en los talleres penitenciarios ha de autofinanciarse, en la medida en que no es subvencionada a través de los Presupuestos Generales del Estado. Ello hace que la función de preparación para la inserción laboral que se realiza a través de la misma haya de desarrollarse de modo que:

  • Se asegure su viabilidad económica, que ha de ser realizada en régimen de competencia y, por tanto, con unos mínimos criterios empresariales.
  • Se creen los escenarios más parecidos al entorno laboral del exterior, de tal modo que los internos se familiaricen con las características de un sector productivo y con todas sus exigencias: tecnológicas, laborales, organizativas, etc. Sólo así la labor desarrollada en los talleres penitenciarios constituirá un elemento válido para la futura inserción laboral.
El modo de gestión de los talleres productivos es triple:
  • Gestión directa por Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo.
  • Gestión en colaboración con empresas externas que desarrollan su propia actividad productiva.

En la actualidad, el Consejo de Administración de TPFE aprobó las nuevas Condiciones Generales de Colaboración con empresas externas, mediante las cuales se suscriben Compromisos Específicos de Colaboración con las empresas en función del sector productivo al que figuran adscritas. En este sentido, existen 103 compromisos en vigor.

Otra forma de instrumentar y fomentar en trabajo productivo es a través de Convenios Marco de colaboración con organizaciones empresariales cuyo objeto es que éstas colaboren en la difusión de las posibilidades de realización de actividades productivas en los talleres penitenciarios y, en su caso, en la canalización de las iniciativas de empresas interesadas en su gestión, al que se adhieren mediante protocolos de adhesión donde se fijan las condiciones concretas con las empresas interesadas.

Se han firmado convenios con las Confederaciones Empresariales de las Comunidades Autónomas de Valencia, de Baleares, de Aragón, de Asturias, de Cantabria, de Castilla y León, de Andalucía, de Canarias, de Galicia y de Castilla La Mancha, así como con Confederaciones provinciales empresariales, de Santa Cruz de Tenerife, Badajoz y Cáceres.

Otros convenios sectoriales han sido suscritos con Asimelec, Cámara de Comercio e industria de Salamanca, y Ecoembes.

Gestión por TPFE de servicios penitenciarios como cocina, panaderías, economato, limpieza, lavandería, etc., bajo la fórmula de talleres productivos.

El Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento Penitenciario, prevé en su artículo 300 que los servicios de economato y cocina podrán ser gestionados por Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo bajo la fórmula de taller productivo.

A través de esta gestión, los internos son objeto de relación laboral en los servicios indicados, tras un período de formación específica previa. En el caso del servicio de cocina, el aprovisionamiento de las materias primas se realiza por TPFE a través de concursos públicos centralizados, con elevadísima concurrencia que está permitiendo mejorar precios y calidad.

La actividad laboral que desarrollan los internos trabajadores en los talleres productivos de los Centros Penitenciarios se enmarca dentro de la Relación Laboral Especial Penitenciaria, regulada en el Real Decreto 782/2001, de 6 de julio, existente entre TPFE y los internos trabajadores.
La Administración Penitenciaria se ha propuesto el cumplimiento de los siguientes objetivos:

 

  1. Hacer autosuficientes los Centros en cuanto a servicios, y que sean gestionados por el Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo. Instrumento: continuar con el Plan de creación de panaderías en aquellos Centros donde no se es autosuficiente.
  2. Potenciar los talleres productivos dependientes de TPFE. Instrumento: continuar con el Plan de mejora de las Imprentas, Talleres de Confección, Horticultura y Construcciones Metálicas.
  3. Consolidar y potenciar acuerdos con empresas externas para mejorar la cantidad y calidad del trabajo desarrollado en los Centros Penitenciarios. Instrumento: constitución de Compromisos de Colaboración con empresas (hacer click en el enlace)..

 

 

 

 

 

Compartir
menéame
fresqui
del.icio.us
Añadir como favorito en technorati
Enviar este artículo a un amigo

Memoria de calidad
Ministerio del Interior
Aviso Legal | Accesibilidad
Copyright © 2010. Todos los derechos reservados
C/ Cedaceros nº11 - 4ª planta. 28014 MADRID. 91 524 29 05 - 91 524 29 51 tpfe@dgip.mir.es